lunes, 10 de diciembre de 2012

Solo un apunte al margen de los años 70 y sin que sirva de precedente.


Cansado estoy de entrar en foros para leer alguna noticia con respecto a la polémica que arrastramos de que si el catalán o el castellano, o de si la independencia de Catalunya que si o que no, etc. Cansado no de la polémica, que la entiendo, ni de que algo así, a pesar de hallarnos en plena crisis, sea noticia, que lo entiendo también. Cansado única y exclusivamente de los comentarios encendidos e incendiarios que se desprenden, no solo de la propia noticia en muchos casos, sino de los comentarios a pie de artículo de lectores que arrojan su bilis, se increpan, se insultan y se ponen, unos a otros a caer de un burro.

Cansado estoy de los medios audiovisuales en los que la ya citada polémica se sirve a modo de “circo” en el que de un lado y de otro se lanzan agravios, a cuales más hirientes y con la única intención (creo) de romper una convivencia absolutamente pacífica como la que, a este respecto, llevamos en Catalunya y en la que no hay ningún problema con el tema del bilingüismo.

Cansado también de que propios y ajenos, en campaña electoral o fuera de ella, utilicen mi idioma y mi nación para tapar defectos de gestión y de cumplimiento de programas electorales. La polémica con el idioma vende. Y a todos los partidos o instituciones les sale rentable sacar de vez en cuando el tema “catalán” para distraer la atención de cosas, que sino más importantes, deberían preocuparnos más en un momento dado.

En este blog, como catalán que soy y como persona que vivo día a día la realidad de Catalunya, no han sido pocas las entradas en las que he hecho una defensa de Catalunya, en las que he apoyado la celebración de un referéndum por la independencia, o en las que he defendido la enseñanza en catalán por considerar que el castellano, pese a la inmersión lingüística, no sufre recesión alguna.

Y hay algo que no deja de sorprenderme...

Y es que a diferencia de los ya citados medios y comentarios que leo en foros, prensa online, o que veo o escucho en medios de comunicación audiovisual, los comentarios que los lectores de este blog hacéis cuando trato algunos de estos temas, son escrupulosamente educados, cargados de argumentos a favor o en contra, pero siempre conciliadores y con una clara y sana intención de mostrar diferentes puntos de vista con la intención de llegar a un entendimiento.

No nos conocemos personalmente, ni yo ni la mayoría de lectores, seguidores y suscriptores de este blog; luego... no cabe la posibilidad de no lanzarse a mi yugular porque hay un “afecto” fraguado a lo largo de salidas, comidas, cenas o copas que podamos haber realizado juntos. Nunca jamás se ha dado eso entre nosotros. Nos conocemos únicamente a través de mis entradas y de vuestros comentarios, de modo que de una forma anónima podríais morderme o morderos entre vosotros con comentarios hirientes como los que leo en la gran mayoría de sitios en los que se desata una polémica a cualquier nivel.

Me sorprende, pero me sorprende muy gratamente este entendimiento que desde puntos de vista diametralmente opuestos somos capaces de llevar entre todos. Vuestros comentarios me enriquecen, y además, hacen de este blog setentero un lugar enriquecedor, pero por encima de todo agradable.

Sabéis que en este blog no hay moderación de comentarios ni censura de ningún tipo, y que todo cuanto escribís ahí está. Jamás he sentido ni la más mínima intención de eliminar ningún comentario porque nunca ha habido ninguno que me haya ofendido a mí o que haya considerado ofensivo para con la opinión de algún lector. Bueno... miento, he censurado aquellos comentarios que son publicidad de Viagras o cosas por el estilo y que nos animan a que alarguemos nuestros penes, pero vaya... que los elimino porque son publicidad de algo que está lejos aún de hacernos falta (risas :D).

Por lo expuesto hasta ahora os doy las gracias. Me da a mí (y no es mérito mío) que este blog, a lo largo de sus 4 años de existencia, ha estado tocado por una especie de “mano mágica” que refleja la realidad de este país plural, conciliador, y en el que todos, catalanes, madrileños, valencianos, gallegos, andaluces, etcétera... tenemos un pasado común de vivencias, de juegos, de costumbres, de recuerdos y de emociones. Porque esta es la realidad social y no otra. Porque en el fondo, y a pesar de polémicas, nos llevamos bien y sentimos un profundo respeto unos por otros, y porque sea cual vaya a ser nuestro futuro, juntos o separados, deberán de ser por encima de todo esos recuerdos y vivencias comunes los que nos sigan manteniendo unidos, aunque terminemos en distintos estados. Insisto, gracias.

Y bien... para que no sea dicho que en esta entrada no se ha hecho mención alguna sobre los años 70, que es de eso de lo que va... os dejo la foto que encabeza la entrada y que se trata de una pequeña parte de mi colección de juguetes setenteros. Friky que es uno J

A seguir disfrutando.

9 comentarios:

Gamellons dijo...

se entiende perfectamente tu artazgo
yo tb soporto cada dia las discusiones esteriles de como hemos entrado en la crisis y lo que espeor las mismas soluciones de siempre para salir de ella,parches y más parches y la mayoria de los medios son nos medios de desinformacion

saludos,jonás

MT dijo...

Hola Sergi:

Te entiendo perfectamente, yo también estoy cansado, con la que está cayendo, de tantas 'noticias' que no tratan de otra cosa más que desviar nuestra atención de los verdaderos problemas sociales que estamos viviendo.

En su día también dí una entrada que pretendía dar a entender mi cansancio ante los 'desvelos' de la sociedad en la que vivo diariamente, que puedes ver aqui:

http://misaficionesyalgomas.blogspot.com.es/2010/11/andaluces-hartos-de.html

Menos mal que hay blog, como el tuyo o el mio (aunque esté mal alagarme) en donde podemos disfrutar de unos minutos de ingenuidad, de distracción o simplemente de recuerdos... siempre agradables (aunque cualquier tiempo pasado no es mejor)

Sirva este comentario para apoyarte sinceramente y desearte que sigas como siempre, que hay gente que te lee y disfruta con ello.

Recibe un cariñoso saludo de quien te considera un amigo blogero.

Manolo.

Haveloc dijo...

Recuerdo que hace unos años en un medio que por aquellas fechas apenas nacía, aperecía un artículo a cuentas de algo que hacía referencia a Cataluña y los catalanes. No recuerdo el motivo del mismo, pero como comprenderá la larga ristra de comentarios que iba dejando el tema estaba salpicada de insultos de unos hacia otros, en la mayoría de los casos sin un atisbo de razonamiento de el porqué de determinada postura, a favor o en contra. Sin embargo, en medio de aquel maremagnun de sin sentidos, me vi envuelto en un intercambio de opiniones entre una lectora, catalana ella, y un servidor, andaluz. En principio, si hubiéramos seguido los topicazos que los guiones preescritos nos tienen encomendados unos a otro, deberíamos haber saltado uno a la yugular de la otra o viceversa. Pero mire usted por donde, cada uno argumentamos nuestra opinión basándonos en todo momento en el respeto mutuo, cada uno manteniendo nuestras posiciones iniciales, pero entendiendo que el hecho de que otra persona tenga una opinión contraria a la nuestra, no la convierte en un enemigo. Han pasado algunos años, y guardo ese recuerdo como una pequeña isla de cordura en medio de tanta locura desatada.

Al margen de independencias, de inmersiones lingüísticas... el problema -entiendo- no es tanto del fondo sino de las formas. Y es que si no hay educación ni respeto, perdemos una parte importante del diálogo (y lo dice alguien bastante radical en sus opiniones).

Por otra parte, nuevamente un placer rendir visita a su blog, aunque sea para quedarme embobado mirando la foto de su colección :)

Anónimo dijo...

Bé, jo no penso del tot del tot igual com tu, només faltaria, però intueixo que el respecte que molt majoritariament reps a les respostes, ves que no sigui perquè tu també l'ofereixes quan escrius sobre temas opinables, la qual cosa, lamentablement, no resulta gens comuna en aquesta selva de blocs.

Francesc

Anónimo dijo...

Hola de nuevo, ahora sí estoy de acuerdo contigo. Los que "mandan" y los que escriben a favor o en contra de estos suelen darnos temas alternativos, candentes y controvertidos, que creen igualmente polémica, y así correr una "estupida" cortina de humo que nos vaya entreteniendo, para que no pensemos en otros temas que realmente deben preocuparnos más. Pero que se le va a hacer, el circo está montado así, y dificilmente veo que esto vaya a cambiar.
Aunque en la convivencia, como bien dices, no tengamos nigún tipo de problema con el bilingüismo. Yo insisto. Me gustaría más, que la enseñanza fuera en bilingüismo real. Es más como ya apunté, mejor trilingüismo,tetralingüismo... en definitiva POLILINGÜISMO REAL. Que bastante pagamos, y cada día más, para lo poco que recibimos. Que de tanto en tanto, tambien salta a donde se dirige el montante de nuestras aportaciones. Por supuesto, las que nos quieren contar!!! que a saber...
Por cierto, yo tenía los Juegos Reunidos, y por supuesto la Plancha. No sé, quizá a los reyes allá por los 70's les parecía que planchar era un juego divertido para una niña, otros tiempos... Aunque puedo asegurar, que no recuerdo haberselo pedido en ninguna de mis cartas, en fin...
Seguiré visitando tu bloc, me suelo reir frecuentemente con tus entradas, y a partir de ahora dejaré algún comentario en temas menos candentes, que menudo tema he eligido para extrenarme!!! y eso que llevo leyendote... En fin. BON NADAL!!! que ya estamos casi encima, y no se si habrá otra oportunidad para Felicitarte las Pascuas. Saludos Elsa;)

Lola dijo...

Agradezco leer unas palabras de cordura en este mundo de locos. La palabra respetó se diluye cada día un poco más tristemente . Soy castellana , manchéis para más señas y encuentro patético todo este circo político . Tan sólo agradecer tu comentario y mostrarte mi más sincera felicitación al blog. Un saludo afectuoso. Lola

Marc dijo...

Para escuchar atentamente y pensar sobre este problema con mas elementos de juício, dejo un enlace de una conferencia de un lúcido lingüísta madrileño:
http://www.youtube.com/watch?v=qJpZgIR_J9E

Rosaspage dijo...

Es una teoría personal y por lo tanto discutible, pero podría ser que uno de los principales filtros que evitan comentarios desagradables sea el tono con el cual están realizadas las entradas del blog.

Tal y como están planteados los temas ayudan a la discusión pero sin calenturas, reflexionando antes que escribir y ofreciendo un punto de vista personal pero acorde con el tono de la "platica" (como dirían los del otro lado del Atlántico).

Creo que las personas que buscan polemizar no entran en webs y blogs como el presente o como mínimo no les da ganas de hacer de las suyas cuando comprueban el estilo del autor y sus visitantes activos.

Lo dicho… Es solamente una opinión…

Personalmente dejé de acceder a ciertas webs de noticias y periódicos porque los comentarios de los lectores me ponían como una moto. No era tanto lo que opinan sino como lo hacen.

Ahora porque todo se achaca a la crisis, pero siempre ha existido crispación en determinados temas. En la TV ello lo saben utilizar muy bien los programas de medio pelo.

Su estilo de gritar o pelearse se contagia a los televidentes y estos lo trasladan a Internet lanzando bilis por cualquier cosa. ¿Tu tienes un Mac y yo un PC? ¡Pelea a la vista!

Desafortunadamente muchas de estas personas no tienen idea de lo que comentan. De aquí el insulto facilón, la aparición de estereotipos y sobretodo la falta de sentido critico y educación.

Pero no todo Internet es así y afortunadamente existen rincones como este y visitantes que con ánimo constructivo participan con sus comentarios. Una cosa es discutir, la otra pelearse…

Enebea dijo...

Hola, Sergi.

Creo que tu blog es un lugar especial. Aunque entremos personas de distintas procedencias, la mayoría tenemos una edad en la que sabemos distinguir entre una discusión absurda y una discusión razonada (que no disputa).

Casualmente acabo de leer tu entrada de cuando jugábamos en castellano, porque recuerdo que a pesar de hablar con todas mis compañeras de clase en catalán, cuando jugábamos a muñecas o a comiditas, lo hacíamos en castellano, influenciadas por los anuncios de la tele y los dibujos animados.

Yo también estoy harta de polémicas y folloneros. Creo que si nos dejaran hacer la consulta, saldríamos de dudas. Gane quien gane, los catalanes somos capaces de respetar la voluntad popular, y estoy segura de que para acá o para allá, se terminarían las discusiones.
Y así podríamos seguir con nuestras vidas y los políticos de ambos bandos podrían dedicarse a gobernar, que no lo están haciendo. Estoy cansada del mono-tema en todas las tertulias y en todos los programas un poco serios. O tema Catalunya o telebasura, creo que hay poco más donde elegir...

Un abrazo y felicidades por tu blog, remanso de paz donde los haya.