viernes, 17 de septiembre de 2010

Cabalgando bajo la lluvia

Esta mañana, mientras acompañaba a mi hija al colegio, la lluvia que ha caído durante toda la noche seguía en su empeño de no estar dispuesta a cesar.

Ambos íbamos protegidos bajo nuestros paraguas. Yo pensando en mis cosas, en fechas de entregas de trabajo y en cómo me las compondría para llegar a tiempo con todos los encargos. Ella andaba canturreando bajo su paraguas. Observada desde mi punto de vista parecía un champiñón tarareando no sé qué melodía.

—Qué cantas cielo? —le he preguntado.
—... No lo sé papá. Me la estoy inventando.

Hemos seguido nuestro camino y atravesado el parque que cada día cruzamos en dirección a la escuela. La tierra olía a mojado, la hierba, llena de gotas de lluvia, emitía diminutos destellos de brillo según por donde le daban los tímidos rayos de sol. Hemos pisado charcos y me he unido a ella en eso de entonar una melodía inventada.

—No la cantas bien —me decía—. No es así.
—Qué no es así?...
—Aisss papá... no te la sabes.

Me he despedido de ella con un beso a la puerta del colegio, pero hubiese preferido mil veces más montarla a la grupa de un caballo, llevármela a galopar bajo la lluvia y cabalgar sobre la tierra mojada al ritmo de algún viejo tema de Waylon jennings sintiendo su pequeño cuerpo pegado a mi espalda, y ambos, juntos y sin ninguna prisa por nada, entonar a dúo su canción. la suya... la inventada.

Waylon Jennings tenía que tomar un avión en una fría noche de febrero de 1959 junto con otros músicos, pero se indispuso y cedió su puesto en el vuelo a J. P. Richarson. Waylon se marcharía en autobús para tomar un descanso y recuperar su salud. El avión en el que finalmente viajaron Jessi Colter, Buddy Holly , Ritchie Valens, y J.P. Richardson se estrelló a las afueras de Mason City, Iowa, causando la muerte de todos sus ocupantes.

Waylon jamás pudo olvidar ese incidente, ni dejó de sentirse culpable por haberle cedido su puesto a un colega, ya que cuando se despidieron entre bromas, Ritchie valens le comentó “ojalá se estropee ese maldito autobús”. La respuesta de Waylon fue “Ah si?... Pues ojalá se estrelle vuestro jodido avión”.

Cuento mejor les hubiese ido yendo a caballo.

Waylon Jennings interpretó por primera vez el tema “I’m a Ramblin’ Man” en 1974. A disfrutarlo toca... que estamos a viernes.


9 comentarios:

abril en paris dijo...

¡ Por fin es viernes y cantando bajo la lluvia ! A no ser que te 'toque' granizada como en Cáceres...
¡ Qué imagen Sergi, tú i y tu niña cabalgando cual Llanero Solitario y con tu Antifaz ! Precioso...
( ¡ Menuda historia de mala/buena suerte ! )
Feliz fin de semana
Un Abrazo :-)

Marc dijo...

Quizás sin quererlo hoy nos has hecho partícipes de tu felicidad. Felicidad descrita con discreción y una exquisitez verdaderamente poética. Lo siento por el insulto, jodido poeta, pero tienes un don que se te dispara escribiendo. Uno de los posts más emotivos. Gracias.

Ana Márquez dijo...

Cuando era niña quería tener un caballo negro como Furia. Cabalgar sobre él por las praderas africanas de "Nacida libre", y que de las nubes brotara la banda sonora de la peli "Fantasía"... No se me ha cumplido ninguno de esos deseos :-) Pero queda el recuerdo.

Gracias. Abrazos

Joana dijo...

"La tierra olía a mojado, la hierba, llena de gotas de lluvia, emitía diminutos destellos de brillo según por donde le daban los tímidos rayos de sol."

Pel que veig domines ala perfecció la prosa poètica, eh!!!

Un relat molt romàntic!!! Una bonica imatge entre una pare i una filla digna d'un bell somni. Però la realitat és la realitat! Ells a l'escola i nosaltres a la feina. Molt millor la teua proposta, sense cap tipus de deubte!!!

Dilluns els diré als xiquets que estarien millor amb els papis muntant a cavall!!!

Anónimo dijo...

precioso..gracias por compartirte y hacernos viajar a caballo, en el tiempo, con la lluvia y el sol y bandas sonoras inventadas pero con sus propias leyes :)

JuanRa Diablo dijo...

Hazlo en cuanto tengas ocasión.
Hazlo! :)

Wendy dijo...

Me ha gustado tu kiosco y lo que se puede leer, esta historia mientras acompañabas a tu hija al cole bajo la lluvia. Muy bueno-
Besos.

Florenci Salesas dijo...

Me olvidé felicitarte por esta tierna entrada. Tierna sin caer en la ñoñería. Si así fuera te tendrías que sacar el antifaz y ponerte una máscara de teletubbie. Afortunadamente no es el caso, je, je...

BLN dijo...

Kioskero que t'en dus la teva princesa a cavall sota la pluja, m'agrada com ella et canta, la sireneta encisadora!