jueves, 22 de marzo de 2012

Disco Chino

Estaba yo la otra noche tirado en el sofá de casa y mirando alguno de esos programas en los que se habla de la actual crisis; probablemente el 59 segundos... creo. La mala leche se iba apoderando de mí al escuchar los poco halagüeños augurios de todos y cuantos formaban parte de la tertulia, pero a pesar de que los recortes que anunciaban daban al traste con las posibilidades de consumir, la presentadora dio paso a la publicidad.

Mi hijo, que estaba sentado a mi lado, me miró y me preguntó: “A qué viene esa sonrisa?”.

Y sí, en efecto, me sorprendí a mí mismo con una sonrisa de oreja a oreja ante la visión de un anuncio de la tele que me hizo olvidar durante 45 segundos de los recortes, de las subidas de impuestos, de los políticos corruptos, así como del resto de políticos, que no siendo corruptos, lo que demuestran es ser unos absolutos ineptos en el desempeño de sus funciones; aún y con eso no están en el paro y cobran sus sueldos. A veces pienso que mejor nos iría si los que estuviesen desempleados fuesen ellos.

Fueron 45 segundos en los que se me quitaron también de la cabeza las ganas de rebelarme en serio contra todo, hacerme apátrida, mandar a una isla desierta a todos esos que lo único que saben hacer para afrontar situaciones como esta, es llenarles la cabeza a cuatro sinsustancias con consignas, cánticos y eslóganes desde sus edificios, sedes de sus chiringuitos, libres de impuestos, de IBI y encima, para más joder... subvencionados.

Y es que pese a todo, y por más mal que vayan las cosas, sabemos que tarde o temprano saldremos de esta, más empobrecidos quizá, pero menos engañados. Los 45 segundos a los que me refiero son los del anuncio de VISIONLAB y con una refrescante versión del tema que el grupo “Enrique y Ana”, formado en el año 1977, hizo popular a principios de los 80’s y que llevaba por título “Disco Chino”.

Cuando le conté a mi hijo el motivo de mi sonrisa, obviamente no entendió ni jota. Le tuve que contar quienes eran “Enrique y Ana” y tuve que tararearle el tema del “Disco Chino” en su versión original; a lo que él me preguntó: “Papá... Y eso te gustaba?”.

Evidentemente no me gustaba. A principios de los 80’s yo ya era un adolescente y cualquier cosa que pudiesen cantar los de “Enrique y Ana” me la traía al fresco y les veía como a un par de frikis de mucho cuidado. Ana, la niña; concretamente Ana Anguita, decidió desaparecer un día, imagino que por pura vergüenza, y no volvió a aparecer jamás ante los medios. Enrique del pozo, en cambio, corroboró que “quien tuvo retuvo” y siguió haciendo el friki en todas y cada una de sus apariciones televisivas como tertuliano experto... en qué?

No obstante, la versión “friki-surrealista” del tema que VISIONLAB ha traído de nuevo a nuestras pantallas y a nuestra memoria, me parece divertidísima. Se trata de un hallazgo maravilloso de esos con los que, en ocasiones, nos sorprenden los publicistas y que de algún modo extraño nos mueven algo por dentro, quizá la pura nostalgia... que sé yo.

Pero de lo que no hay duda, es de que a pesar de que no estamos en nuestros mejores momentos, los 45 segundos diarios del anuncio de VISIONLAB y la sonrisa que nos provoca, eso... no nos lo quita nadie.


Y ahí va, como no, la versión original. No creo equivocarme mucho si adivino a qué generación pertenecen los creativos del anuncio :)

12 comentarios:

Ana Márquez dijo...

Pues yo debo ser más joven que tú (perdona que te lo diga con este descaro :-DD) porque recuerdo que a mí Enrique y Ana me volvían loca, además quería que mi madre me cortara le pelo como Ana y estaba orgullosísima de ser su tocaya. Muchas veces me ponía delante del gran espejo del tocador del dormitorio de mi madre, cerraba la puerta y me ponía a cantar el cocoguá imitando los gestos de la Anguita. Ella sería más joven que yo porque me parecía que yo tenía los brazos y el cuello muy largos en comparación con los de ella que era más chiquitinqa y regordeta, y me daba rabia, jaja. En fin, gracias por estos recuerdos.

La crisis y los políticos... qué te voy a contar que tú no hayas dicho. En la próxima me bajo.

Besitos.

Tòssia dijo...

Je! El anuncio me dio la oportunidad de hacerme la "chula" con mi marido. -¿A qué no sabes qué canción es? Eh? Eeeeh?.
Ya ves, hay que aceptar el pasado... y demasiado bien que salimos, creo yo, teniendo en cuenta lo que escuchábamos de niños.
El anuncio me parece un ejemplo de genialidad concentrada en 20 segundos. Me gustaría conocer la persona (o equipo) a los que se les ocurrió semejante frikada y encima llevaron el proyecto adelante. Gusto y sentido del humor, olé!
Han conseguido que no zapee durante la publi por si echan el anuncio. Supongo que se podrá ver por youtube y tal... pero no es lo mismo que verlo sabiendo que hay un montón de gente disfrutando de lo mismo en ese preciso instante.

Y por lo otro, yo ya hace tiempo que no veo las noticias... pero ayer, por error, aterricé en un canal de noticias 24 horas y vi lo de Toulousse y las fotos de los niños asesinados. Eso no sólo me puso de mala leche sinó que me ha dejado "tocada" del todo...

Tòssia dijo...

Por cierto... ese año los Reyes me dejaron un "disco chino.... filipino" :-)
Un abrazo

Anónimo dijo...

Una altra canció d'aquest friki-duet, relacionada amb els jocs, va ser la no menys mítica "Baila con el Hula-Hoop"... impagable !

Francesc

Gloria dijo...

A mi tampoco me gustaban Enrique y Ana, ni siquiera llegué a tararear una canción de ellos. Y tienes toda la razón, Enrique del Pozo sigue siendo un friki.

Un abrazo y feliz fin de semana.

JuanRa Diablo dijo...

“Papá... Y eso te gustaba?” jajajaja
A lo mejor hasta le estabas dando miedo en esos momentos xD

Y lo famosa que fue la parejita, ¿eh? Yo recuerdo a Enrique cantando el tema de Orzowei, (Corre muchacho ya, no te detengas más... xD) aquella serie de los 70 de la que no sé si llegaste a hablar por aquí. El protagonista era también digno del museo de los grandes frikis.

En cuanto a la mala leche que genera el panorama actual, ¿tú sabes del bienestar que produce la total ignorancia? Supongo que conviene estar informado, sí, pero en pequeñas dosis, por favor.

El Kioskero del Antifaz dijo...

Ana, Tòssia, Francesc, Gloria, JuanRa... no sabéis lo que me gusta leeros después de tanto tiempo sin actualizar mi blog. Ya os contaré en su momento, pero os aseguro que he tenido una buena excusa, y que si es que hay excusa buena, la mía, lo es ;-)

En cuanto a Enrique y Ana, imagino que si me hubiesen pillado más crío, me hubiesen gustado, pero como digo en la entrada, ya estaba yo algo crecidito para el Cocohuahua, el Hula-Hoop, el Coconut y demás temas musicales con los que nos regaló la pareja; que todo hay que decirlo, recuerdo que les encantaba a mis primos y primas más pequeños.

JuanRa, es absolutamente cierto lo que dices con respecto a estar informado, y tanto mejor aún si la información te llega solo en pequeñas dosis. En primer lugar porque poco de lo que te dicen es cierto o está limpio de cualquier intento de manipulación, y en segundo lugar porque en todo lo referente a la crisis, lo que está claro, es que nadie tiene ni idea del tema. Se habla por hablar y en no pocas ocasiones con la única intención de hacerse notar con titulares apocalípticos. Además, lo único que consigo tratando de mantenerme al día, es eso... mala leche.

Muchísimas gracias por vuestros comentarios. Lamento no disponer ahora del tiempo necesario para pasarme por vuestros blogs, pero espero recuperar en breve la "normalidad" y seguir ahí, en la brecha bloggera ;-)

Saludos!!!

BLN dijo...

Hoooolaaa!!!! Que bien, ya estás de vuelta, y con un temazo!

Encantada de entrar en tu Kiosko de nuevo.

Yo no los recuerdo mucho, creo ya estaba crecidita y no los seguía. Pero bueno, la canción sí que me suena algo y las otras que mencionas también (coco huaha coco huahua coco coco hua. Baila con el hulahoop, baila con el hola-hoop...)

Mendieta Quintana dijo...

Hola, acabo de encontrarte y aquí me tienes: enganchada a tu blog, jajajaja. Si vieras la de días que me he pegado pensando de qué me sonaba esta canción... Jajajajaja. A mí también me pillaron crecidita pero me hacían gracia. Sobre todo la niña. Me parecía una muñequita.
Me encanta tu blog.
Besos chinos.

MAMÉ VALDÉS dijo...

Con la edad suelen pasar esas cosas, las cosas que odiamos de juventud son las que recordamos de mayores, yo estoy escuchando de nuevo a "Pecos" con lo "Heavy" que siempre he sido, me estoy volviendo viejo, un saludo desde "Tomara que tu viera", volveré...

Sopa Azul dijo...

Qué bueno el blog!! Yo flipaba con Enrique y Ana. Quería cantar como ella y encima tenía los bemoles de intentarlo. Ahora imagino la turrada que debí darle a mi madre, jajaja...

Anónimo dijo...

Disculpen ...alguien me podría decir donde puedo comprar el disco chino....me trae muy lindos recuerdos ...gracias.