martes, 21 de julio de 2009

La conquista del espacio

Hoy se celebra el 40 aniversario de la llegada del hombre a la luna; una discutida efeméride que cambió el rumbo de la historia, que tuvo lugar en un 21 de Julio del año 1969 y que fue, sin duda, uno de los acontecimientos más importantes para todos los de la generación de mediados de los sesenta.

Hay infinidad de cosas que recordar de todo cuanto aconteció hace ahora 40 años referente a ese hecho histórico, pero me voy a quedar sólo con un par de recuerdos y de los que de un modo directo o indirecto ya hice mención en este blog, pero que hoy... es de obligado homenaje.

Por un lado está el fabuloso álbum de cromos con el que cervezas DAMM nos obsequió, titulado: “Homenaje a la conquista del espacio”, una colección de 82 cromos a través de los cuales se repasa la llegada del Apollo XI a la luna, se habla de su tripulación, de cómo era el Apollo y sus diversos módulos, etc. Un álbum que encandiló a todos los que lo tuvimos de niños y que admirados, pasábamos sus páginas deseosos de tener la colección completa y poder disfrutar de ella.

Personalmente tuve la suerte de hacerme no hace mucho con un ejemplar en el cual está la colección completa. Debo decir que lo conseguí a petición de mi mujer ya que vivió una desagradable anécdota con él.

Resulta que la publicidad del álbum aseguraba que a todos aquellos niños que completasen su colección, cervezas DAMM les obsequiaría con un juego llamado: “Viaje a la Luna”. Para ello debías darle a tu tendero tu álbum completo, él lo entregaba al distribuidor de cervezas que en su próxima visita a la tienda haría entrega del álbum y del juego para que el tendero se lo diese al niño.

Mi mujer completó la colección, hizo entrega de su álbum al tendero, y 40 años más tarde, aún está esperando la llegada del distribuidor con su álbum y su juego.

De modo que en cuanto nos pusimos en esto de recuperar juguetes y recuerdos setenteros, una de las cosas que estaba como prioritaria en su lista, era, como no... su álbum del homenaje a la conquista del espacio, y del que actualmente disfrutamos los dos.

El segundo y último recuerdo de esta efeméride proviene de la casa Monta-Plex y se trata de los modelos en plástico de figuras montables correspondientes a la cápsula Apollo XI, el módulo lunar y la araña; todo un conjunto alojado en la parte superior del cohete Saturno V, cuyas características más relevantes eran: una altura similar a la de un edificio de 35 pisos, un peso de unas 3.000 toneladas y una velocidad superior a los 40.000 Km/h. El Saturno constaba de 5 motores y su utilidad era la de trasladar todo el conjunto en su primera fase del viaje a la luna.

Durante el transcurso del viaje, cada fase del Saturno iba desprendiéndose y perdiéndose, quedando en viaje la cápsula Apollo con su módulo lunar y la araña que prosiguieron su viaje a la luna. El alunizaje se produjo con el módulo lunar y la araña mientras que la cápsula quedó orbitando alrededor de la luna. De regreso a la tierra, sólo tenía que despegar el módulo lunar quedando la araña abandonada en la superficie de la luna. El módulo lunar se adhirió nuevamente a la cápsula Apollo y siendo ésta la única pieza del conjunto que logró penetrar en la atmósfera terrestre y cayendo al mar, lugar donde fueron rescatados los astronautas. Todo salió según ese plan previsto.

Con respecto a la polémica; es bien fácil: quien aún no crea que el hombre llegó a la luna... no tiene más que darse una vueltilla por nuestro satélite y buscar la araña. En caso de no encontrarla... podemos empezar a cuestionar el tema, pero por ahora, feliz 40 aniversario! ;-)

Entradas relacionadas en este blog:
La llegada del hombre a la Luna
Llegó el Apolo XI a l Luna?














Imágenes correspondientes al álbum de cromos de cervezas DAMM y a las figuras de plástico de Monta-Plex. Colección particular.

9 comentarios:

Rocío dijo...

Seguro que el juego se lo quedó el kioskero... jeje

Me resulta super curiosa la teoría de que realmente no se llegó a la luna. Voy a leer tu otro post para informarme.

Kenneth Figuerola dijo...

Molt interesant !!

Li he enviat l'enllaç al Sr. Willis..jeje

Acabo de veure que també es escrit sobre la Xibeca....amb la foto del nen bebent birra ( avui dia un cuarentón alcoholic ). Ara ho miro amb atenció.

JuanRa Diablo dijo...

Qué colección la tuya, Kioskero!! Y si encima compartes hobby con tu mujer, apaga y vámonos.

No recuerdo yo este día memorable. Demasiado pequeño entonces.
Estos días de imágenes y documentales en la tele sobre la efeméride, sólo hago que pensar en lo agobiante que sería un ataque de ansiedad para un astronauta, embutido en esos trajes y aprisionado en compartimentos pequeños. Desde luego hay que ser un fuera de serie para algo así.

Un saludo.

Akela-J.P. dijo...

No recuerdo yo ese album de la cerveza DAMM, es una lastima porque tiene buena pinta..jejejeje. El caso es que yo soy un “Lunatico” un enamorado de la Luna y a pesar de mi corta edad pude vivir con ocho años la llegada a la Luna con una intensidad tremenda, este acontecimiento me marcó en cierta forma.

abril en paris dijo...

¡ Ah la luna, la luna
Invisibles los hilos que maneja, que diria el poeta..
Con lo del alunizaje se nos cayó el
mito de eso de " estar en la luna "..

Curiosa la historia del álbum, qué
desilusión más grande. Ese kioskero
o tendero era un tipo " sin escrúpulos " XD

Bss.

Florenci Salesas dijo...

Muy buenas las dos entradas sobre la luna y la cerveza. En casa no entraba este producto pero recuerdo perfectament como un amigo mío hizo esta colección y, ciertamente, le tenía no poca envidia: a mí el tema del Apolo me tenía fascinado entonces.

Desconocía por completo el regalo adicional que daban y que a tu mujer escatimaron con tanta mala leche, pobre. Me alegro que al fin pudiérais ajustar las cuentas con el pasado (hay quiosqueros y kioskeros, desde luego).

Loli dijo...

Catchis, Sergi, que se me había pasado tu entrada...aynss

Yo hace 40 años no estaba aún ni en proyecto, así que no puedo compartir el entusiasmo de quienes presenciaron el espectáculo por televisión. Aunque me fascina enormemente todo lo que tenga que ver con el universo, envidio a esos que miran el mundo a través de la lente de un gran telescopio. En general envidio a todos los que tienen la posibilidad de conocer este mundo y otros mundos, de viajar.

En fin, siempre me enrollo. Me alegro por tu mujer que haya podido recuperar su álbum, hay que ver con aquel otro kiosquero, vaya cara, pobrecita de tu chica, pero bueno, ha sabido esperar y la recompensa ha sido grande. Ese montaplex me tiene loca.

Besos derretidos (el calor). Loli

Almanaque dijo...

Me has emocionado, Guerrero del Antifaz. Estas tres piezas del Apolo XI las tuve yo de niño y las recuerdo con todo detalle. Igual me pasa con el submarino. Yo era un forofo de los Monta-Plex.Una pena no haberlos guardado. Un saludo Guerrero. Te invito a pasarte por mi Blog.

Jordi y Juan dijo...

Tengo la suerte de tenerlo, yo era chiquitin y gracias a mi tio y a las litronas acabamos la coleccíon,aun recuerdo los domingos pegando los cromos,yo tambien me quede con las ganas del juego,salía un dibujo en la última pagina que llamaba mucho la atención,pero por suerte el album quedo en casa.