miércoles, 18 de noviembre de 2009

Otra de piratas

Empezábamos esta semana con la noticia en prensa de que Ramoncín (que en su día fue el rey del pollo frito y que hoy se ha convertido en una caricatura de sí mismo), ordenaba mediante una orden judicial el cierre del canal que el semanario El Jueves tenía colgado en Youtube. El motivo era que habían algunos videos que satirizaban a su persona y a la cruzada que desde hace tiempo lleva emprendida “el rey” (risas), en contra de la piratería y de la utilización de su imagen para fines simplemente jocosos.

72 horas más tarde declaró que la cosa se fue de madre, que no pretendía el cierre del canal sino que tan solo pedía y sigue pidiendo la retirada de un par de los videos que el semanario tenía colgados en la red. Ante la retirada de la denuncia por parte... iba a escribir “del cantante”, pero me da cosilla llamarle cantante a alguien que vive de gestionar los derechos de discos que grabó en los ochenta y de esquivar tomates y demás hortalizas cada vez que trata de dar un concierto a día de hoy. Como decía, ante la retirada de la denuncia por parte del personaje en cuestión, Youtube devolvió la situación a la normalidad restableciendo el canal y devolviéndoles a los de El Jueves su espacio virtual.

Paralelamente ayer, los piratas somalíes liberaron a los pescadores del Alakrana a cambio de una cantidad de dinero que me niego a poner en este texto debido a que me duelen los dedos sólo de pensar en la posibilidad de teclear tanto número. El gobierno español no sólo ha pagado el rescate sino que además, no ha hecho como el gobierno francés que tras liberar a los suyos de manos de los secuestradores, bombardea a los piratas convirtiéndoles en alimento para los peces.

Es decir... que vivimos en un país en el que si pirateas con fines puramente lúdicos el trabajo de un seudo-autor, el peso de la ley cae sobre ti, hunde tu flota mediante recursos judiciales y tira por la borda el trabajo y el esfuerzo que hayas podido realizar durante años, y sin darle a todo ello la más mínima importancia. En cambio, si secuestras a una fragata cargada con 36 pescadores, les retienes atemorizados durante 47 días y amenazas con cortarles el gaznate, el gobierno te obsequia con una millonada de euros para que les liberes y sigas adelante en tu feliz viaje por los mares del sur, y quién sabe... en vista de lo bien que les salen las cosas, quizá con intenciones de secuestrar una nueva fragata y repetir la rentable operación. Y es que como con todo... hay piratas y piratas.

Hay que joderse! No sé que hacemos bajándonos música de internet para ahorrarnos unos eurillos en carísimos CD’s y para que no se forren cuatro autores que hace mil años que ni son autores ni son nada. Al parecer, lo que nos sugiere el gobierno de este país (dados los hechos), es que los piratas informáticos secuestren a esos autores y pidan a cambio una buena suma de dinero a cambio de su liberación; sin duda que la Carme Chacón accederá a pagar esos rescates y anunciará en rueda de prensa que los autores secuestrados “están bien” y que los piratas de contenidos están tratando con los negociadores su inminente puesta en libertad.

En caso de que dicha iniciativa tome cuerpo, me pido a Ramoncín para colgarle de los pulgares en el palo mayor de mi galeón. A Teddy Bautista y a Pilar Bardem os los dejo a vosotros, pero tampoco toméis medidas demasiado drásticas y no recurráis a la violencia ni a la agresividad física; nosotros, los piratas como Dios manda, simplemente queremos tocarles un poco las pelotas, pero ... sin acritud.

Que qué tiene que ver esta entrada con los años 70?... Nada.

Que por qué pongo hoy una entrada musical si resulta que no es viernes?... Pues porque hoy me apetece que escuchéis un tema de Ramoncin sin que os gastéis un duro por ello y porque estoy a la espera de que el gabinete de abogados del botarate ese caiga sobre mí, me cierre este blog y me ahorre el curro de tener que ir actualizándolo una media de tres veces por semana con un trabajo autoral por el que no cobro un jodido euro, pero que por otra parte... encantado estoy de que llegue a vosotros, gratis, y sin que tengáis que pagar nada por ello.

Ya de paso desde aquí, mi más sincero reconocimiento a todos cuantos os dedicáis a esto de hacer blogs y a brindar al mundo el fruto de vuestro esfuerzo de un modo desinteresado y con el único fin de comunicar, de hacer llegar contenidos, de dar a conocer vuestras inquietudes, relatos, opiniones, puntos de vista, etc. De compartir con una comunidad virtual mundial lo que os apetezca: textos, fotografías, dibujos, música, etc, y que no en pocas ocasiones son fruto de la propia creatividad de los bloggeros que por pura necesidad de expresarse se dedican a esto y sin exigir nada a cambio.

No sólo eso; lo cortés no quita lo valiente y somos muchos los que hacemos blogs “by the face” y que además, en nuestras vidas, nos ganamos el pan con trabajos creativos y para los que se requiere un cierto temperamento artístico. Creo, sin temor a equivocarme, que uno puede vivir del arte mientras se dedique a él, y que tampoco pasa absolutamente nada porque una buena parte de ese trabajo sirva para el disfrute de todos aunque no nos reporte, a los autores, ningún beneficio económico. Considero que los que tenemos el gran privilegio de ganarnos la vida haciendo lo que nos gusta y dando rienda suelta a nuestra creatividad en nuestro quehacer diario en lugar de estar picando piedra en una mina, trabajando en una fábrica o subidos a un andamio, tenemos esta obligación –casi moral- con el resto del mundo. Digamos que cosas así... entran en el sueldo.

9 comentarios:

Estel dijo...

Confiemos en que no te vayan a cerrar el blog por esto, ya sería mala pata :) pero no lo creo, hay muchos blogs por ahí que dejan a ramoncin de vuelta y media.

abril en paris dijo...

¡ Clac clac clac !!!!
( x si acaso.. )APLAUSO XD

Ana Márquez dijo...

Como yo soy muy puñetera, pues voy a darle al play del video, más que na por fastidiar al Ramoncín, escuchando una canción suya por la que no pago nada (faltaría plus). Pero le voy a quitar el volumen porque a mí este señor, ya antes de ser el enemigo público número uno, no me gustaba nada. Ahora menos.

Te cuento algo: Poco antes de decidirme a hacer un blog en el que exponer mis textos, pinturas y dibujos me topé en la Red con uno de esos tipos a los que la palabra "rácano" se les queda pequeña. Era el blog de un artista, muy bueno, sí, pero a mí se me quitaron las ganas de volver por su sitio. ¿Por qué? En su blog colgó fotografías de sus cuadros pero era como si no hubiera colgado nada porque cada imagen tenía una cantidad de marcas al agua (ya sabes, la firmita esa medio transparente sin serlo que se añade a la imagen en la red para que el internauta no pueda "copiarla" y guardársela en su pc, es decir, puede guardársela, pero toda emborronada, o sea, que no vale la pena) que no se veía ni torta. O sea, el tío tenía en casa los cuadros originales, esos que no se los va a tocar nadie puesto que son suyos y los tiene a buen recaudo para venderlos a precios astronómicos, pero las fotografías de esos cuadros las tenía inutilizadas, no vaya a ser que alguien me los copie. De tal forma estaban emborronodadas que si algún comprador hubiera querido comprarle uno de sus cuadros por internet, prácticamente tendría que imaginarse cómo son los colores, porque el cuadro de las narices no se ve.

Esta actitud tan mezquina me cabreó tanto que cuado hice mi blog, puse bien clarito arriba del todo, que el que quiera copiar un dibujo, que lo haga, que lo copie, que lo venda, que lo pisotee, o se limpie la nariz con él. Ya está bien de tanto rata y tanto ego hiperinflado...

Afortunadamente, no todos son así de agarraos, yo tengo una bonita red de amigos blogueros artistas (entre los que te cuento) de todo el mundo que ofrecen las imágenes de sus obras generosamente y sin firmitas al agua, con toda generosidad. Menos mal.

Leyedo tu artículo pensé: "Jo, el día que Dios se ponga a exigir derechos de autor, se nos va a caer el pelo".

Besitos y perdón por la extesión.

Ana Márquez dijo...

"generosamente y sin firmitas al agua, con toda generosidad". Qué bien mejplico....

Lo he releído y está lleno de errores, pero no tengo tiempo ahora de enmendarolos. Perdón por tanta metedura de pata, pero voy a toda pastilla :-) Besossssssssssssss

MT dijo...

Hola Kioskero:

En esta ocasión te pido disculpas por no darle al pley del video.

Ni siquiera voy a gastar la llema de los dedos en ver u oir a este señor, que no tiene otra cosa que hacer mas que fastidiar al resto de la humanidad, cuando todos sabemos que se inició en esto de la música como un antisistema.

¿Donde esta esa persona antisistema de principio de los 80?... Jodiendo al personal o al menos tratando de hacerlo!!!

Saludos de Manolo.

Florenci Salesas dijo...

No está nada mal la despotricada. Tanto al gobierno como al señor Ramoncín les deben estar silbando los oídos, je, je.

Ya con el asunto de la tripulación española del avión encargado por la "ONG" francesa aquella que se dedicaba a llevarse niños de no me acuerdo que país africano, tuvo que venir "Supersarkozy" a sacarle las castañas del fuego al buenazo de Zapatero, que no sabía ni por donde empezar a meterle el hilo a la aguja al asunto de marras. El ridículo que hizo mientras llegaba el marido de la Bruni --más chulo que un ocho, el muy cabroncete-- con la tripulación liberada, al pié del avión de rescate, fue de aúpa.

El kioskero del antifaz dijo...

Hola a todos ;-)

Estel, Abril: gracias, pero ,e temo que nadie va a tomarse la molestia en cerrar este blog. Imagino que andarán en cosas más interesantes... eso espero :-o

Ana: Suscribo al 100% tu comentario. Creo que si ponemos algo en nuestros blogs o en nuestras webs se supone que es porque nosotros ya lo tenemos visto, de modo que el único sentido que tiene es el de compartirlo con los demás; de lo contrario... mejor ahorrase la molestia y mostrar, tal como dices, esa actitud mezquina.

Gracias por considerar que formo parte de esa red de amigos tuyos (yo también lo siento así), pero eso de artista... en mi caso no cuadra ;-) Yo más que artista soy un currante del lápiz que me gano la vida trabajando un buen puñado de horas al día y tratando únicamente de entretener con lo que hago. El arte y los artistas son otra cosa. Personalmente prefiero que se me identifique más con un fontanero o un carpintero, que con un artista ;-)

MT: Sabes? Ciertamente no me merecen ningún respeto los postulados del señor Ramoncín y dudo que ese tipo y yo podamos estar de acuerdo en nada, pero... a mí el "Litros de alcohol", Joder!... Hasta me gusta! :-D A cada cual lo suyo, y a pesar de colgarle de los pulgares, le reconocería que ese tema... es bueno de cojones!

Florenci: Españoles, franceses e ingleses, eran caballeros bizarros que se enfrentaban sin temor alguno a los piratas. Incluso para muchos de ellos, los españoles eran los más temidos hasta el punto de que en ocasiones, eludían la posibilidad de saquear un barco español por el miedo que los hombres de pobladas barbas negras les causaban. A día de hoy, y visto lo visto, esos caballeros españoles se han convertido en frágiles damiselas. Y no me refiero a los pescadores del Alakrana que bastante han tenido ya. Me refiero a la lentitud de las decisiones tomadas y a que aquí no hay órgano gubernamental que se atreva de una vez a dar un golpe en la mesa.

Kenneth Figuerola dijo...

Joder....pero mira que es malo el Ramoncín !! reconozco que esta canción la he cantado en pleno alcoholismo de sabado noche....pero, ahora, al escucharla sereno me doy cuenta que es totalmente infumable..... ¿ y este hombre se cuelga la etiqueta de artista ? Pfffff.....

Valentín VN dijo...

Creo que desde esa doble faceta tuya de creativo que luego realiza su blog y comprarte su obra, tienes un argumento de autoridad de peso.

Soy músico y profesional de la enseñanza que también difunde la música y creo que gracias a muchas cosas que no son legales se ha hecho estremecer una situación negativa para el arte de la que mucha culpa tienen esos bien pensados defesores de la propiedad, llámense SGAE u otra cosa.
Y digo que gracias a esa actividad poco legal, se ha obligado a replantearse el negocio y el oficio de la música.

Estoy seguro que todo va a ir a mejor, a mucho mejor si la cultura se difunde más, si los que produce música cambian el negocio. Ahora no es tan difícil como era antes dar a conocer tu música, por ejemplo en mi caso. Ya no hay que hacer una maqueta, cruzar los dedos para que la escuchen (o peor, que te plagien, que conozco casos) y luego que te publiquen.

Como músico que le gustan tipos de música poco populares en España, ya sabía que estaba condenado, que nunca podría ganarme la vida con ello. Ahora creo que no sería tan difícil, que seguro que las tendencias musicales no se marcan a golpe de talonario, sino por el verdadero gusto del público. Por eso defiendo que aunque la piratería no está ni medio bien, ha sido un acicate para que se den cuenta que ya no pueden seguir jugando con las reglas de antaño, que han de reformarse para crecer.