jueves, 21 de octubre de 2010

El Ford Galaxie de Rico, y el "Chilofiu Ye-Ye-Ye"

Dicen los expertos que el ser humano empieza a conservar recuerdos a partir de los 4 o 5 años de edad.

Es decir, que según esa docta teoría, yo no debería acordarme ahora ni por un instante del maravilloso Ford Galaxie que la casa Rico lanzó al mercado en la campaña de Navidad de 1965. No debería recordarlo ya que por entonces yo tenía 1 año, así que no debería recordar ni que mis padres me lo regalaron, ni que aluciné en colores cuando ese prodigio de casi 50 centímetros de hojalata litografiada empezó a moverse tras accionar un botón y a entonar, a través de un altavoz en su asiento trasero, algo parecido al “She loves you” (1963) de los Beatles. Tampoco debería recordar que en su interior, y tocando diversos instrumentos musicales, se hallaban unas figurillas de goma que pretendían (y conseguían) parecerse a los integrantes de la banda de Liverpool más popular de la época. Y obviamente no debería recordar esos diseños de flores, notas musicales y demás adornos psicodélicos que el coche tenía estampados, y que inducían subliminalmente a los de mi generación al consumo compulsivo de psicotrópicos.

Pues mira por donde... lo recuerdo, a pesar de la opinión de los expertos recuerdo perfectamente ese coche que fue uno de los mejores con los que la localidad de Ibi, en Alicante, consiguió hacer las delicias de un buen puñado de críos que pudimos disfrutar de un juguete que hoy en día está considerado como una auténtica joya de coleccionista.

No, lamentablemente no forma parte de mi colección particular, pero... ando tras él, y eso únicamente significa que tarde o temprano podré volver a accionar ese botón y revivir esos recuerdos que conservo de mi primer año de vida pese a la estadística que se empecina en decirme que dichos recuerdos no existen. Qué sabrá ella?

La casa Rico tuvo un buen ojo comercial al lanzar el juguete haciéndolo coincidir con los conciertos que los Beatles dieron en España en el año 1965 y en plena dictadura franquista. Sus actuaciones en Madrid y en Barcelona, cerrando su gira europea, no estuvieron exentas de gran polémica y de numerosos intentos del régimen por tratar de restarle importancia a un fenómeno musical imparable, y con el fin de que los fans no se mostrasen demasiado eufóricos ante unos melenudos transgresores que eran un pésimo ejemplo para la juventud española del momento, que al parecer... debía mostrarse al mundo como un prodigio de virtudes.

El inconveniente con el que se encontraron los fabricantes del Ford Galaxie fue el pago de derechos de propiedad al intentar comercializar el juguete utilizando el nombre de la banda, así que en su lugar, nos fue presentado como el “Ford galaxie de los Ye-Yes”, evitando así el consiguiente sablazo y dándonos absolutamente igual a los críos, ya que nadie nos podía negar que John Lennon, Paul McCartney, George Harrison y Ringo Starr se hallaban en el interior de ese vehículo jugando con nosotros en el salón de casa. Algo que nunca harían los Rolling Stones y que marco los inicios de las irreconciliables diferencias entre fans de unos y de otros; algo parecido a lo que sucede entre seguidores del Barça y del Real Madrid, o más en mi línea –debido a que el fútbol me importa un bledo- entre usuatrios de PC o de Macintosh (PC de toda la vida. Dónde va a parar... el Mac es para pijos!)

Así pues, el Ford galaxie de los Ye-Yes fue un juguete inigualable. Uno de los que voy persiguiendo y que algún día adquiriré en buen estado, ya que a pesar de no poder guardar recuerdos de esa primera infancia... se ha mantenido fielmente grabado en mi memoria.

Les dejo con una pequeña dosis de lo que fue la actuación de los Beatles en España en el 1965; actuación que al ver el video me he enterado que la presentó Torrebruno. Vamos... que me dicen a mi que Torrebruno se encargó de “amenizar” el acto, sin verlo con mis propios ojos, y no me lo creo. Que es que me pinchan y no me sacan una sola gota de sangre!

Les dejo también un video del “Chilofiu Ye-Ye-Ye” que así era como lo pronunciaban los fans españoles en aquellos tiempos en los que aquí ni Dios hablaba inglés; claro... teniendo en cuenta que “por su gracia” Franco fue caudillo... Hasta Dios era español!



10 comentarios:

abril en paris dijo...

¡ Qué niño más afortunado fuiste y se nota aún..! Desconocia la existencia de ese 'magnifico' coche, yo era más de casa de muñecas pero The Beatles forever and ever !! Qué buen rollo..¡ Y PC forever absolute !!...

Un abrazo:-)

JuanRa Diablo dijo...

Tú debes ser como mi hermano Fran que tiene tal memoria que bromeamos diciendo que se acuerda hasta de cuando nacieron nuestros padres XDD

Lo de Torrebruno lo supe no hace demasiados años y también me pareció lo más surrealista del mundo. Esa es pregunta de Trivial para fallar, jejeje.

Qué cerca me he sentido de esta entrada, no por el juguete en sí, que yo no recuerdo en absoluto, sino porque trabajo a menos de 30 kms de Ibi. ¿Les envío saludos de tu parte?

Un abrazo

Anónimo dijo...

Soy Arturo y dispongo del coche ye ye en buen estado y lo voy a mostrar en la feria del juguete. Antiguo que se celebra en denia el día 10 de diciembre de este año habrá muchas mas cosas antiguas.gracias y nos veremos en la feria

El Kioskero del Antifaz dijo...

Gñññ... No voy a poder acudir a esa feria y muero por ver ese coche.

Podrías pasarme información sobre precio, fotos, o alguna cosa referente a él? En caso de que lo tengas en venta... claro está ;-)

Tienes mi correo electrónico en la barra lateral de este blog. Te lo agradecería.

Anónimo dijo...

Supongo qya tendras el coche.resulta q hace un par de meses mirando entre juguetes antiguos qtenia mi ama he encontrado ese coche con su caja en perfecto estado.lo unico es qe el mio es verde.

El Kioskero del Antifaz dijo...

Anónimo manifiéstate! Noooo, no tengo ese coche!!! :D Mándame una dirección de correo electrónico o algo, y hablamos!!!

Un saludo!

Anónimo dijo...

me habia olvidado completamente debido a mi reciente maternidad,pero te doy mi correo y si quieres verlo te mando unas fotos,un saludo.villarce@hotmail.es

Andres Llanera dijo...

Hola yo tengo uno que funciona

Sergi Camara dijo...

Hola, Andres Llanera;

No lo venderás por casualidad, verdad?

Cuenta, cuenta... ;-)

Un abrazo!

MIGUEL dijo...

Veo que nadie ha comentado nada acerca de las canciones que sonaban en el Coche Ye-yé de Rico. Al menos las que sonaban en el mío... Congratulations (que quedó 2ª en el festival del 68, tras el La, La, La de Massiel) y Vivo Cantando (co-ganadora junto con Francia, Holanda e Inglaterra), de Salomé. Los temas eran instrumentales y reducidos, y el coche los reproducía gracias a un disco de plástico como los que llevaban las muñecas parlanchinas. En concreto, mi coche (de fondo blanco) estaba hecho con latas de tomate recicladas, como podía verse en el interior. Yo lo tuve en las navidades del 69, y lo disfruté muchos años. Se trata de uno de los juguetes que no olvido... http://thosewerethetimes-quetiemposaquellos.blogspot.com.es/2011/04/el-coche-ye-ye.html

Saludos!