domingo, 12 de abril de 2009

Álbum de fotos

A los que les apetezca pueden darse una vuelta por la parte derecha de este blog.

He actualizado el álbum con nuevas fotos y mucho me temo que esto irá creciendo ya que el jueves, mi mujer, mis hijos y yo fuimos a comer a casa de mis padres y les hice desempolvar los viejos álbumes familiares. Sabía que habrían por ahí un montón de fotografías de mi infancia y efectivamente, así fue, encontramos fotos a manos llenas y disfrutamos de una divertida tarde rememorando instantes que sólo pueden perdurar en la memoria gracias a un documento gráfico como es una fotografía.

La pretensión de este álbum no es ni mucho menos autobiográfica, a pesar de que son mis fotografías, mis primeras vivencias y mis recuerdos los que se muestran en él. La verdadera intención es la de seleccionar una serie de imágenes con las que nos podamos sentir identificados una gran mayoría, ya que quien más y quien menos tuvimos infancias relativamente similares.


El próximo domingo iremos a comer a casa de mis suegros y estoy barruntando la idea de chafardear entre sus álbumes y en rescatar imágenes pertenecientes a la infancia de mi mujer. No lo he consultado aún con ella y es posible que cuando lea esta entrada me de con algo en la cabeza debido a que es muy reservada con su intimidad. No obstante, su infancia también fue muy similar a la de la gran mayoría de niñas de la época y estaría muy bien (creo) poder mostrar a través de sus fotografías, la otra parte que por razones obvias, yo no puedo mostrar con las mías.

Espero que esta pequeña ventana abierta al pasado les agrade, que se transporten a gusto en el viaje a través del tiempo y que por encima de todo lo sientan como suyo.

9 comentarios:

Cotoky dijo...

Me ha encantado. me identifico totalmente con tus fotos y eso que yo en vez de pantalones llevaba faldas que tenían un palmo de largo. Mi madre me hacía esos horribles gorros con bola a juego con bufanda con dos bolas en los extremos, tuve un descapotable rojo a pedales (supongo que mi padre quería un niño), los domingos ibamos al parque de la Ciudadela y recuerdo una tortuga de metal con agujeros en el caparazón para salir por ellos, ay los veranos en el pueblo.... en fin que todavía como nocilla y bonys.
Espero que convenzas a tu mujer, por cierto mi poema navideño era:
como soy tan pequeñita
y tengo tan poquita voz
sólo se decir
viva la madre de Dios!
(sin comentarios)
Dolors

vicky waiting dijo...

Hola Kioskero, me encanta tu página, me siento completamente identificada! Un abrazo y gracias por visitarme.

Akela-J.P. dijo...

Estimado Kioskero, sin duda me siento reconocido con esta muestra gráfica y con el texto que le acompaña. Las imágenes son encantadoras y todo un documento que hace sentirme más cerca de tu infancia. Gracias por compartirlas.

María José dijo...

¡¡¡Me encantan esas fotos!!! tanto que voy a poner algunas mias , en cuanto pueda, os lo prometo. Gracias por tus historias.

saludos

grizzly adams dijo...

Que estupendo estàs amb aquest mono ben apretadet ... jajaja. Segur que era el que feies servir "para arrimar la cebolleta a tu prima" ... que lo sé de buena tinta ... jajaja

Petonets!!

Loli dijo...

Sergi, yo ya había visto parte de tu álbum, hoy me encuentro con la sorpresa de que lo has actualizado con más fotos bonitas y los más acertados comentarios, me encanta.
Yo tengo muchísimas fotos de mi infancia, pero pocas describen momentos de ella, en casi todas salgo con mis hermanas, posando con nuestras blancas sonrisas. A menudo aparece en ellas mi primo Gustavo, otro gran coleccionista. ¿sabes lo que es un jersey?, eso que nos ponen nuestras madres cuando ellas tienen frío. Pues eso es, yo recuerdo que mis inviernos eran muy fríos, nada me escapaba del jersey de cuello cisne, con un sueter de cuello de pico encima todo ello acompañado de un grueso anorak, jaja.
El tobogán es para mí un cúmulo de malos recuerdos, pasé unas experiencias malísimas en ellos, son objetos de tortura.

Besos. Loli

JuanRa Diablo dijo...

Por supuesto, kioskero, rescata fotos del pasado y atesóralas porque son documentos insustituibles. Si de paso nos las vas mostrando mejor que mejor; yo encantado.

Y a tu mujer, un mensaje: "Vamos, pon tu granito de arena para que este blog sea una joya de todos nuestros recuerdos de juventud"
Un abrazo

JuanRa Diablo dijo...

Por cierto, qué bueno el slideshow de fotos sobre el televisor setentero.

Mujer imperfecta dijo...

Buenoooo!! Acabo de descubrirte y ya no te suelto.

la chica del 73